MITO:
El Ministerio de Economía y Finanzas ha asegurado el pago a los bonistas.

VERDAD:
Es falso. El método utilizado por el MEF y los errores en la fórmula de cálculo del valor actualizado de la deuda resultarían en un pago a los bonistas de tan solo el 0.5% del valor al que tienen derecho y, además, dicho pago se haría efectivo en 2020.

Para mayor explicación, vaya a los métodos de pago.


MITO:
La economía peruana se vería seriamente afectada si se pagan los bonos agrarios.

VERDAD:
1. Ni el Tribunal Constitucional ni el Ministerio de Economía y Finanzas han desarrollado investigaciones o estudios que sustenten estas declaraciones.

2. De acuerdo al análisis realizado por tres destacados economistas, incluyendo un exministro de Economía y Finanzas, el Perú se encuentra en capacidad de pagar a los bonistas sin las nefastas consecuencias indicadas o simplemente alegadas por el Gobierno. Para mayor explicación, vaya a los efectos en la economía peruana


MITO:
El Tribunal Constitucional ya resolvió sobre esto y le dio la razón a los bonistas.

VERDAD:
El problema es que el Ministerio de Economía y Finanzas, al expedir los Decretos Supremos, no acató las indicaciones del Tribunal Constitucional y, además, el método de dolarización avalado por el Tribunal Constitucional, sumado a los errores fundamentales en que incurren los Decretos Supremos, harían que los bonistas reciban solo el 0.5% del valor actualizado de la deuda.

Para mayor explicación, vaya a los métodos de pago.


MITO:
La mayoría de los bonos agrarios han expirado, por lo tanto, no hay que pagarlos.

VERDAD:
Los bonos no han expirado. El Gobierno ha incumplido su obligación de pagarlos y los tenedores de bonos han requerido su cumplimiento tanto directamente como ante el Poder Judicial. El emisor de los bonos agrarios, es decir el Gobierno, debe honrar su deuda.

Los préstamos no funcionan así, los bonos agrarios tampoco. El emisor de los bonos agrarios, es decir el Gobierno, debe honrar su deuda


MITO:
El Ministerio de Economía y Finanzas ya ha establecido un procedimiento para pagar la deuda.

VERDAD:
Dicho procedimiento está plagado de errores fundamentales, obstáculos y violaciones de derechos:

• Utilización de un tipo de cambio de paridad completamente equivocado
• Error en la fórmula para obtener el monto a pagar.
• Error en el uso de los elementos de la fórmula.
• Aplicación de una tasa menor a la indicada por el Tribunal Constitucional.
• Impedimento para cobrar intereses.
• Procedimiento orientado a demorar el pago.
• Establecen prioridades discriminatorias y subjetivas para el pago.


MITO:
El Colegio de Ingenieros de Lima es el único ente autorizado para solicitar una revisión de la resolución del Tribunal Constitucional y los decretos supremos.

VERDAD:
Existen tres requisitos para que una institución tenga legitimidad para intervenir en este proceso: (i) tener personería jurídica, (ii) que su objeto social tenga relación directa con la pretensión de la demanda y (iii) que exista un alto grado de representatividad social de la entidad. La Asociación de Bonistas de la Deuda Agraria (ABDA) cumple con los tres  requisitos.


MITO:
El Tribunal Constitucional no puede declarar nulas sus resoluciones.

VERDAD:
En el caso de Mateo Castañeda Segovia, el Tribunal Constitucional declaró la nulidad de su propia resolución por afectar las competencias constitucionales del Consejo Nacional de la Magistratura.


MITO:
Si los bonistas no están de acuerdo con el procedimiento o metodología de pago del Ministerio de Economía y Finanzas, pueden acudir a las instancias judiciales.

VERDAD:
Contradiciendo su decisión anterior de 2004, la resolución de 2013 del Tribunal Constitucional indica que la actualización y cobro de los bonos agrarios “solo puede efectuarse siguiendo el referido procedimiento ante el Ministerio de Economía y Finanzas y no uno judicial”.


MITO:
La forma de pago propuesta por el Ministerio de Economía y Finanzas es la única alternativa viable.

VERDAD:
Existe un método para calcular el monto adeudado que es utilizado por el mismo Estado para sus cuentas nacionales como el Índice de Precios al Consumidor y alternativas de pago viables como el canje de los bonos agrarios por nuevos bonos soberanos.


User Login